Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘guardia civil’

Antes de escribir nada, para que no se me olvide, pelodemuerto está parado porque no tengo escaner. Y no lo tendré durante un tiempo.

Ayer me arrestó la guardia civil, la verdad es que no lo consiguió del todo y ahora vivo en un agujero, mentira, pero era lo que yo pensaba que ocurriría.

Hace ya unos dos meses que vengo recogiendo todos los cadáveres de animales que encuentro en la carretera, conejos, liebres, ardillas, erizos, urracas… Los recojo y los guardo en bolsas en el maletero.

Ayer, sobre las 8.00 am, cuando iba a trabajar, al pasar por un pueblo había un control de la guardia civil. Pensé que era lo de siempre, la documentación, el seguro y la ITV. Pues no, iban buscando algo. Por estos pueblos se mueve mucha droga y algo esperaban encontrar.

-¿Puede abrir el maletero?

-Sí, claro.

-¡Dios santo! ¿Qué es ese olor? ¿Qué lleva usted en las bolsas? Madre de Dios!

-No es nada, animales muertos.

-¿Pero qué dice? animales muertos, ¿para qué? Sargento, venga, mire esto.

-No lo entienden, no es ningún delito, los necesito para una cosa.

El cabo se extrañó pero cuando llegó el sargento y abrió una bolsa…

-¿Pero que hostias es esto? ¿Usted está bien de la cabeza?

-Sí, estoy bien, y si no tienen nada más que decir tengo que ir a trabajar.

-¿Dónde trabaja usted?

-En un agujero de pelo y está a punto de desbordarse. Dios tiene un hijo, un chaval de 4 años que tengo metido en una jaula. La madre es adicta a la metanfetamina y Dios, con el lío que tiene, no tiene tiempo para ocuparse del chaval y lo soltó cerca de una madriguera de un tejón que tenía yo vivgilada porque ese maldito tejón astuto salía a la cuneta a insultarme todos los días que pasaba por allí. Decidí vigilar la madriguera una noche pero cuál fue mi sorpresa al ver  un niño con barba subido en el tejón y cabalgando con la cabeza bien erguida. Insultaba y maldecía al resto de animales nocturnos. Logré cazarlos. Dejé escapar al tejón pero su mirada mostraba ira y venganza, cosas que no me dejan dormir por las noches. Ahora, durante todo el día  tengo que entretener al niño barbudo para que no se enfade y produzca tormentas de fuego y además estar pendiente del agujero para que no se desborde y se nos meta el pelo en los ojos o en la boca. Le aseguro sargento que no es agradable.

Los animales muertos los utilizo como marionetas y títeres, represento importantes hechos históricos que mantienen al mocoso tranquilo. Hoy toca  la elección de Abraham Lincoln como presidente de los Estados Unidos de América. La verdad es que todo esto es mentira, en realidad soy maestro y los animales son para un trabajo de plástica, vamos a fabricar estuches con la piel, y punzones con los huesos. ¿No se lo cree, verdad? El niño barbudo me advirtió de ustedes, “deja de ir de aquí para allá con el coche en busca de cadáveres! la edad contemporánea me aburre!” Prefiero que dances y cantes para mí. Yo no sé cantar, sargento, mis lágrimas demuestran que digo la verdad. Bailar es otra cosa, no es que sea un Fred Astaire pero me defiendo, sobre todo en bailes desincronizados, pura experimentación y vanguardismo señor sargento, lo que viene a ser improvisación disfrazada de innovación. ¿Le importa que siga mi camino?

-Hahaha – la carcajada resonó en toda la sierra y los ojos del sargento tomaron el color del hígado.

El cabo se agarró del cuello y tirando su piel hacia atrás dejó ver quién era en verad. El maldito tejón! Pero la cosa no acaba aquí, el sargento era el hijo de Dios, el niño barbudo que reía sin parar dando vueltas por el suelo.

-Te la hemos vuelto a colar gilipollas! hahaha.

-Malditos! lograréis que se desborde el agujero!

Read Full Post »